Dormir 8 horas ¿mito o realidad?

¿Es un mito que haya que dormir ocho horas?

Siempre se escucha decir que la recomendación estándar para una noche de sueño completo y saludable es de ocho horas. Esto puede considerarse una pauta general, pero no siempre las pautas son ciertas y menos cuando se trata del sueño, porque cada persona es diferente.

Sistemas biológicos que regulan el sueño

Hay pocas dudas de que las personas serían más felices si tuvieran más horas de sueño nocturno de forma regular, pero la verdad es que no todos necesitan ocho horas de sueño.

Las necesidades de sueño varían según el individuo y están fuertemente influenciadas por la genética. En ese sentido, dos sistemas biológicos regulan el sueño y contribuyen en gran medida a definir la cantidad de sueño que cada uno de nosotros necesita.

El sistema circadiano es un ciclo de ritmos biológicos de 24 horas que está influenciado principalmente por la luz y la oscuridad.

Todos los relojes circadianos humanos funcionan en un ciclo de aproximadamente 24 horas. Pero la biología individual es única y nuestros relojes biológicos mantienen un tiempo ligeramente diferente.

Incluso pequeñas variaciones en el tiempo circadiano pueden afectar los ciclos de sueño-vigilia y pueden afectar la cantidad de sueño que necesitan nuestros cuerpos.

El otro sistema es nuestra unidad de sueño homeostático. Esta unidad de suspensión interna crece cuanto más tiempo se está despierto, aumentando lo que se conoce como «presión de suspensión». Algunas personas tienen unidades de suspensión naturalmente más altas, mientras que otras tienen unidades de suspensión más bajas.

Si tienes el sueño un poco más corto, centrarse demasiado en alcanzar la marca de ocho horas puede causar estrés y frustración.

Ahora, si necesitas más de ocho horas, es posible que estés perdiendo un descanso importante. Procura encontrar un lugar cómodo para dormir, para después enfocarte en la calidad de tu descanso.

Puedes vivir con menos de ocho horas de sueño

No dejes que el mito de las ocho horas te engañe. Las necesidades de sueño varían, no obstante y casi todos sufren déficit en la salud, el bienestar y el rendimiento cuando duermen regularmente menos de seis horas por la noche.

Solo una pequeña fracción de la población puede funcionar bien y mantener una buena salud en una rutina de sueño de menos de seis horas al día.

Las personas que pueden rendir al máximo y mantenerse saludables con menos de seis horas de descanso existen, pero se estima que no son más del cinco por ciento de la población.

Los investigadores sugieren que una mutación genética rara puede ser la explicación de por qué este pequeño grupo de personas necesita menos sueño.

Ahora, es muy posible creer que estás funcionando bien y que te encuentras lo suficientemente bien descansado, cuando en realidad no lo estás. Por lo que si inmediatamente asumes que estás entre los raros «durmientes cortos», piénsalo nuevamente.

Lo más probable es que seas uno del 97% o más de la población que necesita como mínimo seis horas por noche de descanso de alta calidad.

Las necesidades de sueño disminuyen con la edad

Es una percepción común que necesitamos dormir menos con la edad, pero ese no es el caso.

necesidades de sueño con el paso de la edad

Las necesidades de sueño cambian a lo largo de la infancia y de la adolescencia (las personas jóvenes y en crecimiento necesitan dormir más que los adultos) antes de establecerse en una necesidad constante de dormir en la edad adulta.

Esa necesidad individual no cambia significativamente a medida que envejecemos. Es posible que duermas menos en la edad madura o en la edad adulta, pero eso no significa que necesites menos o deberías reducir la oportunidad de obtener las mismas 7-8 horas por noche, regularmente.

Lo que ocurre a medida que envejecemos son problemas de sueño y es que cuando las personas envejecen, los problemas del sueño tienden a ser más frecuentes.

Los trastornos del sueño como el insomnio y la apnea del sueño se vuelven más comunes. Según una investigación, casi el 50% de los adultos mayores de 60 años experimentan insomnio.

Los adultos mayores a menudo tienen:

  • Problemas para conciliar el sueño.
  • Dificultad para dormir.
  • Despertar temprano.
  • Sueño no reparador.

¿Qué hay detrás de las dificultades para dormir relacionadas con la edad?

Los ritmos circadianos se debilitan gradualmente a medida que envejecemos, lo que contribuye a ciclos de sueño / vigilia menos robustos y patrones de sueño menos consolidados.

Los adultos mayores pueden dormir menos durante la noche y necesitan dormir una siesta durante el día para descansar lo suficiente. Las condiciones de salud y los medicamentos utilizados para tratarlos, también pueden interferir en el sueño a medida que envejecemos.

Puedes entrenarte para dar lo mejor de ti, si duermes muy poco

La genética individual también contribuye significativamente a las preferencias de la mañana y la noche y la afinidad que tenemos para participar en ciertas actividades en ciertos momentos del día.

La hora del día en que alcanzas tu ritmo de concentración en el trabajo, los momentos del día en que tiendes a soñar despierto, las horas en que más estás preparado para el ejercicio, todas estas son preferencias biológicas.

Las necesidades y preferencias del sueño pueden verse influenciadas por las fuerzas sociales, el estilo de vida y las elecciones de comportamiento, pero en un grado significativo, ya que están fijas en cada uno de nosotros.

Si eres una persona que necesita 7.5 horas de sueño para funcionar de la mejor manera posible, ninguna cantidad de administración de tiempo, disciplina o trabajo duro te dará el mismo rendimiento en cinco horas de descanso.

El sueño es fundamental para la salud y el equilibrio emocional y también para el rendimiento cognitivo.

Dormir poco puede comprometer tu capacidad para pensar bien, concentrarte, planear estrategias, hacer juicios y decisiones de juicio, ser creativo, lidiar con el estrés y la presión.

Para maximizar tu rendimiento diario, en lugar de esforzarte para que funciones con el sueño corto, haz espacio en tu rutina para obtener la cantidad total de sueño que realmente necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *