Situación actual de la educación en España

Situacion Educacion EspañaLa educación es un pilar fundamental de cualquier civilización, tanto o igual como la salud. Después de la restauración de la democracia se han implantado, hasta el día de hoy, varias leyes educativas con la finalidad de mejorar la calidad de ésta. Desde el 1970 se han ido instaurando hasta 12 leyes orgánicas de educación aunque en las estadísticas se plasma que no hay mejoras destacables.

La historia del reglamento educativo ha sido retocada en multitud de ocasiones, a día de hoy la ley más destacada (y polémica) es la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) presentada por el ministro de Educación, Cultura y Deporte José Ignacio Wert.

El sistema educativo español se encuentra entre uno de los más mal posicionados de la Unión Europea.

España está en la cola de Europa en comparación con otros países (alto porcentaje de abandono escolar, pocos alumnos brillantes…). Los resultados de nuestro país son pésimos. La relación entre la diversidad de recursos y el rendimiento de los estudiantes no está equilibrada y ahora menos a causa de los recortes por la crisis económica.

Muchos expertos destacan que la importancia de una buena inversión en la educación se debe basar en dónde invertir y no sólo el hecho de invertir (es decir no es tan importante el cuánto sino el cómo).

Conocer y reconocer los puntos débiles del sistema educativo y reforzarlos para la mejora es esencial. Se han aplicado una docena de leyes en los últimos 40 años y se ha visto alguna subida y bajada, pero nada notable. Los resultados son igual de decepcionantes.

El número de alumnos por clase se ha elevado (en contraste con otros países de la UE), el de profesores ha disminuido, las infraestructuras son escasas… Llegados a este punto muchos se cuestionan realmente la capacidad de formalizar leyes educativas de los políticos.

Es evidente que no se sabe aplicar las variables necesarias para mejorar el sistema.

Una autonomía coordinada, un incremento disciplinario, implantar en los currículos materias relevantes y eliminar las innecesarias, cambiar las metodologías de enseñanza con tal de motivar a los alumnos, ofrecer infraestructuras y herramientas tanto al profesorado como al estudiante, dotar al profesorado de una mejor formación, saber desarrollar y explotar la creatividad y el ingenio de los estudiantes, mejorar las condiciones laborales del profesorado…

La última ley es la más polémica desde la instauración de la democracia, tanto profesorado, asociaciones, sindicatos, padres, estudiantes… están en contra de la LOMCE pues consideran esta ley como un ataque plagado de una ideología clasista, desigual e injusta.

Se deben desarrollar estrategias para evitar el fracaso escolar y ofrecer una educación pública y de calidad como bien se está exigiendo alrededor de España. Se deben diseñar rutas, pautas y caminos de mejora académica. La necesidad de un debate y una coordinación profunda son esenciales para un buen funcionamiento del sistema educativo español. Invertir en educación es invertir en el futuro personal y profesional de la sociedad. La educación es un valor y un derecho del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *